REGIÓN: EL TEMA OMITIDO DE LAS PRESIDENCIALES

Es hora de que el periodismo y la academia hagan un escrutinio descarnado de la RAP Caribe con la disposición abierta de las gobernaciones. En la campaña presidencial 2022 el tema regional ha sido omitido. Y si de las candidaturas no surge el planteamiento de la cuestión, hay que forzar su abordaje por lo que significa lo regional para el desarrollo del país.

Se instala hoy a las seis de la tarde en el hostal Casa Loma, en Chorrera, Juan de Acosta, un encuentro de periodistas y académicos, que se extenderá hasta el viernes, para evaluar el estado del Caribe y trazar acciones que le den un nuevo impulso a la regionalización. Es una iniciativa de Elvia Mejía y Raimundo Alvarado a la que también se ha sumado la Universidad del Magdalena.

En las deliberaciones hablarán varios expertos en el tema regional: Adolfo Meisel, Jairo Parada, Amylkar Acosta, Weildler Guerra, Jair Vega, Gabriel Orozco,  Mauricio Vasco y Elvia Mejía.

Hay un interés por saber cómo va, por ejemplo, la  Región Administrativa y de Planificación (RAP) puesta en marcha el 19 de octubre de 2017 durante la segunda administración de Eduardo Verano, la cual cuenta hoy con un marco más claro en la Ley 1962 de  2019 que fija las condiciones y el procedimiento que las RAP deben seguir para lograr su conversión en Región Entidad Territorial (RET). Esa ley dice que la regionalización es una de las funciones del Estado, pero el centralismo sigue sin ceder un milímetro. Por el contrario, se ha fortificado.

Es hora de que el periodismo y la academia hagan un escrutinio descarnado de la RAP Caribe con la disposición abierta de las gobernaciones.

En la campaña presidencial 2022 el tema regional ha sido omitido.  Y si de las candidaturas no surge el planteamiento de la cuestión, hay que  forzar su abordaje por lo que significa lo regional para el desarrollo del país.

A nuestra región debe interesarle su autonomía, porque, como dijo el rector Meisel el 25 de marzo en una ceremonia de graduandos de la Universidad del Norte, uno de los factores “para entender el atraso económico del Caribe nuestro es el centralismo del Estado colombiano, que ha discriminado a lo largo del tiempo contra las inversiones en la región. Las políticas económicas, como el régimen arancelario, los subsidios a los créditos, a la industria y a los exportadores, han privilegiado, principalmente, al centro del país, el llamado triángulo Bogotá-Medellín-Cali”.

Una evidencia de ese desprecio centralista es lo que está sucediendo en La Mojana, particularmente en el boquete Cara ‘e Gato por los desbordamientos del río Cauca.

Se queja el alcalde de Ayapel, Isidro Vergara, de que  tras ocho meses y más de cien reuniones, el gobierno de Iván Duque ha mamado gallo con esta tragedia que ha traído más pobreza a la subregión. Y el contentillo a La Mojana ha sido un pedazo de papel llamado Conpes que promete más de 1,8 billones de pesos para solucionar el crónico problema de las inundaciones.

Para remachar, desde Gustavo Bell, el Caribe no participa en las fórmulas presidenciales. Porque Gustavo Petro nació en Córdoba, pero es un andino de adopción, pues ha residido la mayor parte de su vida entre Zipaquirá y Bogotá. En definitiva, disfruta más la changua que el mote ‘e queso.

@HoracioBrieva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here