¿La hora de la centro-izquierda?

Todo va a depender de que los distintos candidatos a la Presidencia –situados en esta franja política– lean el mensaje de las encuestas.

La de Cifras y Conceptos, que acaba de revelarse, nos conduce a una conclusión aparentemente obvia: los aspirantes que se ubican en el centro y la izquierda suman el 61% en la intención de voto, mientras que los de derecha totalizan el 26%.

En el centro y la izquierda están Gustavo Petro, Sergio Fajardo, Humberto De la Calle, Claudia López, Clara López, Jorge Enrique Robledo, Carlos Caicedo, Rodrigo Londoño y Piedad Córdoba (incluyo aquí a Nicanor Flórez aunque las encuestas no lo hayan tomado en cuenta).

Y en la derecha se colocan Germán Vargas Lleras, Alejandro Ordoñez, Iván Duque, Carlos Holmes Trujillo, Martha Lucía Ramírez, Juan Carlos Pinzón, Rafael Nieto, María del Rosario Guerra y Paloma Valencia (retiradas).

Pero en política dos más dos no son cuatro, y menos en un país insólito como Colombia. Si fuese papaya un acuerdo entre todos los candidatos del centro y la izquierda, sería pronosticable una derrota de los aspirantes de derecha, de acuerdo con la proclividad de las encuestas. Pero en ambos campos del espectro político colombiano hay rocosos obstáculos que frenan las alianzas. De ahí la ‘carrandanga’ de candidatos.

No es sencillo construir una alternativa convergente. Ejemplo de ello es lo que está aconteciendo en la Coalición Colombia. Había anunciado, entre voladores, sonrisas y abrazos, que  sería un matrimonio político estable, pero, cuando llegó al tema del mecanismo para escoger el candidato, empezaron los movimientos telúricos, pues Fajardo quiere que sea ya (vía encuesta) y López (también Robledo, según tengo entendido) sostiene que debe ser en una consulta ciudadana en las elecciones de marzo.

Hoy miércoles tienen una reunión en Bogotá para hablar del desacuerdo. Aun encontrando la manera de salvar la coalición del naufragio, esta, como lo han sostenido varios, no es suficiente para ganar. Tendría que ampliarse hasta donde sea posible. Pero este deseo de muchos, que se ha expresado especialmente en las redes sociales, se estrella contra una realidad. Si armar la Coalición Colombia ha sido una proeza, dadas las evidentes diferencias entre Fajardo y Robledo, ¿se imaginan lo complicado que es juntar a todos los del centro y la izquierda en un mismo frente electoral? Influyen no solo los personalismos y envanecimientos, sino las visiones divergentes sobre el país en ese segmento de la política.

Desde luego, en la derecha hay también complicaciones, porque, en teoría, debería unificarse en torno al mejor posicionado en las encuestas, que es Vargas Lleras, pero eso no parece sonarles a los demás aspirantes; tampoco a Álvaro Uribe y a Andrés Pastrana, al menos por ahora. Así que habrá que esperar hasta que el escenario presidencial se desenmarañe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here