Denuncian sobrecosto en adjudicación de línea eléctrica

0

La denuncia fue hecha por la Fundación Protransparencia. La línea representa el pago de $50.000 millones anuales.
La Fundación Protransparencia cuestionó la adjudicación de la línea a 110 kV Cuestecitas – Riohacha – Maicao, en el departamento de La Guajira.

Según la denuncia del director de la entidad, Horacio Brieva, el proceso se adjudicó por $403 mil millones, cuando su valor real debió ser de $177 mil millones, de acuerdo con los costos de referencia del mismo Gobierno Nacional definidos a través de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG).

Según Brieva, lo más grave es que la línea, que se pagará por 25 años, representa pagos por $50 mil millones anuales, que se cargarán a la tarifa de los usuarios de la Costa Caribe por tratarse de un proyecto correspondiente al Sistema de Transmisión Regional (STR) que forma parte del Plan5Caribe.

Por la línea se terminarán pagando $1,2 billones.

La adjudicación la hizo la Unidad de Planeación Minero-Energética, UPME, adscrita al Ministerio de Minas y Energía.

El ganador fue el Consorcio Electrinorte, representado por Arturo Serna Henao, y conformado por Morelco SAS, Consultores Unidos S.A., DV Ingeniería SAS y Enterprise Managment Services SAS.

“En Protransparencia hemos revisado con cuidado los precios de los materiales, obras y demás factores de ponderación de la CREG para una línea como la contratada, y hemos consultado con expertos los posibles precios de las servidumbres que son necesarias, asumiendo, para el ejercicio, el supuesto de que se pagara el precio más alto del metro cuadrado en el área del recorrido de la línea”, expresó Brieva.

Agregó que la realidad es que la línea transmisora, de 110 mil voltios, pasa por territorio público, luego los costos se reducen. Además están los criterios de oportunidad por la situación especial de ese departamento.

Para la Fundación Protransparencia es inadmisible que el Gobierno Nacional, que predica en su Plan de Desarrollo que su objetivo es acabar con la miseria y reducir la pobreza en el Caribe, lo que hace es imponerle cargas adicionales y sin justificación a una tarifa eléctrica de por si gravosa y con un mercado con serios problemas ya reconocidos para el sostenimiento de la oferta energética.

“La UPME debe explicar por qué adjudicó con tanta largueza la línea Cuestecitas – Riohacha – Maicao, una obra que debió hacerse hace 15 o 20 años y constituye la esperanza para los guajiros y la región en su conjunto”.

Share.

About Author

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: