AL PRESIDENTE GUSTAVO PETRO

Presidente: la Costa debe proponerse una nueva economía basada en la autosuficiencia energética. Hay que trabajar seriamente en esto porque la larga y tortuosa experiencia del centralismo enseña que de Bogotá solo podemos esperar trabas al crecimiento regional.

Presidente: el miércoles 9 de noviembre está anunciada una gran protesta ciudadana en la Costa Caribe con una bandera bien en el alto: el rechazo a las tarifas de Air-e y Afinia y la petición de que usted defienda a la región de la que es oriundo y fue decisiva en su triunfo electoral.

Su ministra de Minas y Energía propuso un ‘Pacto por la Justicia Tarifaria’ que ha producido disminuciones ridículas.

La toma de las calles es la expresión de un descontento colectivo frente al cual se requieren mensajes de auténtica solución. Pues los inocuos analgésicos de la ministra no atacan la raíz del problema.

Presidente: no parece descabellado sospechar que contra la Costa hay una particular inquina centralista cachaca. Desde Bogotá los arquitectos de las fórmulas eléctricas nos impusieron tarifas que superan las del interior del país pese a nuestras peculiares características climáticas. Es decir, que las familias costeñas pagan más que las familias del altiplano (las cuales viven en pisos térmicos fríos o templados que no requieren tanto de aires acondicionados o abanicos), mientras que las de acá soportan las despiadadas temperaturas de estas tierras tropicales al nivel del mar.

Eso no lo han querido entender los obtusos burócratas del centralismo que ven al país solo desde sus montañosos despachos públicos.

Presidente: colocarle un régimen tarifario expoliador a la Costa, que solo beneficia el lucro de las empresas del sector eléctrico, es la mayor talanquera a la región para conformar una economía pujante y alcanzar un estadio digno de calidad de vida.

Los comercializadores del sector eléctrico, cuando los vapuleados usuarios les imploran benevolencia tarifaria, piensan primero en su tasa de retorno, en sus ganancias, y se escudan en que ellos cobran lo que establece la CREG. Y esa comisión sin alma, Presidente, depende de usted. ¿Qué va a hacer con esa entidad donde ninguno es costeño y se toman decisiones conspiratorias contra el Caribe?

Presidente: está totalmente claro. Fue un error estratégico dejar la energía en codiciosas manos privadas que explotan en condiciones monopólicas un negocio que el Estado les puso en bandeja. ¿Este modelo neoliberal se desmontará en su gobierno?

Presidente: la Costa debe proponerse una nueva economía basada en la autosuficiencia energética. Hay que trabajar seriamente en esto porque la larga y tortuosa  experiencia del centralismo enseña que de Bogotá solo podemos esperar trabas al crecimiento regional.

Los andinos dueños del poder dicen admirarnos por las letras de García Márquez y los cantos de Shakira, pero nos tratan como una folclórica colonia de mar, sol, vallenato y carnaval. Y hay una lamentable clase política que se contentó con ese rol vasallo a cambio de prebendas.

Presidente: hay que vigorizar el liderazgo de la Costa en la comunidad nacional. Contribuya a eso. ¡Marchemos el 9 de noviembre!

@HoracioBrieva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here